Buscar este blog

martes, 10 de agosto de 2010

La Cámara de Madrid ayuda a las empresas innovadoras a conseguir financiación con los programas de cooperación tecnológica internacionales


Madrid, 10 de agosto de 2010. Los proyectos de cooperación tecnológica entre empresas de distintos países cuentan con tres instrumentos fundamentales para conseguir ayudas públicas para su financiación: los programas Eureka, Eurostars e Iberoeka. Lo más difícil para las empresas interesadas, además de saber cuándo su proyecto es susceptible de formar parte de estos programas internacionales, es determinar los elementos clave en su presentación, así como los procedimientos para la presentación de las memorias de su proyecto ante las administraciones correspondientes.

La Cámara de Comercio de Madrid, en colaboración con Spectra Consulting, ayuda a las empresas de la región a que conozcan mejor estos instrumentos internacionales de apoyo a la cooperación tecnológica entre empresas, para que accedan a ellos con más facilidad

Este apoyo se traduce en que la Cámara ayuda a cada empresa a identificar el programa internacional más adecuado para su proyecto, e incluso a presentar las memorias técnicas necesarias. Este servicio de la corporación se enmarca en su colaboración con la Comunidad de Madrid, dentro del convenio de ayudas IDI. Gracias a ello, la Cámara de Madrid ha facilitado la presentación de 27 propuestas de carácter internacional.

Un total de 18 países se involucraron en el programa Eureka, de la Comisión Europea, cuando se fundó en 1985. Hoy son 39 los países miembros de este programa (los 27 de la Unión Europea más otros 11), cuyo objetivo es impulsar la competitividad de las empresas europeas mediante el fomento de la realización de proyectos tecnológicos, orientados al desarrollo de productos, procesos y servicios con claro interés comercial en el mercado internacional y basados en tecnologías innovadoras. Es muy importante que el objetivo de los proyectos tenga una clara orientación de mercado, es decir, que de los mismos resulte un producto, proceso o servicio comercializable a corto plazo.

A este programa puede optar cualquier empresa o centro de investigación español, independientemente de su tamaño, capaz de realizar un proyecto de I+D+i aplicada, en colaboración con al menos una empresa y centro de investigación de otro país de la red Eureka.

Los expertos de la Cámara de Madrid recomiendan el programa Euereka para realizar proyectos que han pasado la fase de investigación inicial o aquellos que están a punto de desarrollar los prototipos y el lanzamiento limitado de la producción.

Los proyectos Eureka no son una vía directa de obtener financiación, sino un sello de la excelencia tecnológica. A la vez, son una vía perfecta para complementar un proyecto de I+D+i financiado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) español, en colaboración con una empresa europea.

Madrid lidera la participación española en Eureka
Los proyectos Eureka se financian a través de fondos públicos nacionales y financiación privada. Desde 1985 se han destinado más de 26.000 millones de euros de inversión público-privada para apoyar 3.603 proyectos Eureka. De ellos, 842 han contado con participación española, es decir, el 23% del total. Los proyectos en los que han participado empresas españolas han supuesto una inversión total de 1.209,9 millones de euros.

Según los últimos datos oficiales disponibles, actualmente se están desarrollando 700 proyectos, con una clara preponderancia de aquéllos destinados a desarrollar soluciones tecnológicas de información y comunicación (TIC) y de biotecnología. En ellos participan 2.600 entidades, de las que el 48% son pymes; 24% grandes empresas, y el resto se reparte entre centros de investigación, universidades y Administraciones Públicas.

Las empresas de la Comunidad de Madrid son la principales partícipes españolas en el programa Eureka según esos datos, con 433 compañías involucradas en los proyectos actualmente en desarrollo. De lejos le siguen Cataluña, con 328, y Euskadi, con 257.

Aunque no existe un umbral mínimo en cuanto al presupuesto, la realidad de este tipo de proyectos impone un mínimo de un millón de euros. También es importante tener en consideración que la contribución de una empresa española nunca puede sobrepasar el 70% del presupuesto total del proyecto. El proyecto, además, tiene que reflejarse en una memoria técnica que habrá que presentar tanto en inglés como en español a las distintas autoridades competentes.

Eurostars, un programa exclusivo para las pymes
Otro instrumento de cooperación tecnológica interesante para las empresas es el programa Eurostars, una iniciativa del Parlamento y Consejo Europeo para ayudar a las pymes intensivas en I+D+i a desarrollar proyectos transnacionales, orientados al mercado, que supongan un reto comercial.

Actualmente, 31 países miembros del programa Eureka forman parte de este otro programa, que promueve la unión en consorcios de dos o más pymes de distintos países. De momento y hasta 2013, la Comisión Europea aporta un presupuesto de 100 millones de euros procedentes del VII Programa Marco de I+D+i, a los que se añaden 300 millones de euros de los países participantes. España lo hace a través del CDTI.

Este programa subvenciona a fondo perdido el 60% de los costes que tiene el proyecto para las pymes involucradas en el mismo y es especialmente interesante para las compañías que quieren conseguir apoyo y financiación pública para su proyecto. Han de tener como objetivo desarrollar y comercializar un producto o servicio en un plazo inferior a tres años.

Para optar como empresa candidata al programa no se pueden superar los 250 trabajadores en plantilla ni facturar más de 50 millones de euros o tener un balance que supere los 43 millones de euros. Además, la pyme en cuestión debe reinvertir en I+D+i más del 10% de su facturación y destinar a estos cometidos más del 10% de sus recursos humanos.

Iberoeka sólo precisa la memoria del proyecto en español
El programa Iberoeka forma parte del Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (Cyted) y es muy similar a Eureka en cuanto a sus objetivos, ya que los proyectos deben ser innovadores y generar productos, procesos o servicios nuevos o sustancialmente mejorados próximos al mercado.

De la misma manera, este programa permite la financiación de los proyectos de las empresas, independientemente de su tamaño, a partir de que estos alcancen su última fase; por ejemplo, las pruebas y/o la fabricación de los prototipos. Una ventaja frente al programa Eureka es que no es necesario presentar en inglés la memoria del proyecto.

Fundado en 1991, en Iberoeka participan 19 países de América Latina (Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela), Portugal y España. No obstante, en la práctica se ha observado que los casos de éxito dentro de este programa proceden, en general, de la cooperación tecnológica entre empresas españolas y portuguesas con las de tres países de América Latina: México, Argentina y Brasil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario