Buscar este blog

viernes, 13 de agosto de 2010

La Cámara de Madrid analiza las perspectivas de negocio en el mercado audiovisual con la nueva legislación


Madrid, 13 de agosto de 2010. Los servicios de televisión en movilidad y en alta definición, así como la constitución de la Agencia Estatal de Radiocomunicaciones, la mejora tecnológica del servicio de televisión y la digitalización de la radiodifusión sonora terrestre son cinco aspectos fundamentales que afectan a la industria audiovisual derivados de la entrada en vigor, el pasado 1 de mayo, de la nueva Ley General de Comunicación Audiovisual (Ley 7/2010).

Esta conclusión se deriva de la jornada sobre la situación y perspectivas del mercado audiovisual español que ha celebrado la Cámara de Comercio de Madrid, patrocinada por la empresa O-Kyaku, y en la que intervinieron, entre otros, el consejero de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, Ángel García Castillejo, y el presidente del Foro de la Innovación, Martín García Vaquero.

Ángel García Castillejo considera que el modelo de ingresos del sistema televisivo actual, basado exclusivamente en la publicidad, “no soporta la multiplicación de canales que ha traído la Televisión Digital Terrestre (TDT) porque los ingresos publicitarios en televisión no crecen de forma acorde al nuevo número de canales”. De hecho, los ingresos publicitarios cayeron un 23% el año pasado respecto a 2008, hasta 2.368,2 millones de euros, según datos de Infoadex.

Gracias a las soluciones de interactividad que ofrece la TDT y a que los nuevos televisores y los descodificadores interactivos ya están preparados para esta tecnología, los expertos consideran que estas innovaciones van a propiciar modelos de televisión de pago por evento (pay event), que evitarán la necesidad de abonos con cuotas fijas, como ocurre con el conjunto de ofertas de televisión de pago multicanal.

Este modelo de televisión de pago por evento permite al usuario contratar sólo lo que desea ver, lo cual conduce a pensar que, en un futuro próximo, se socializarán los contenidos premium de las televisiones de pago y su consiguiente democratización.

La crisis hace mella en los servicios audiovisuales
El sector de servicios audiovisuales ha sido el segundo que mayor caída ha registrado en su facturación el año pasado dentro de la industria de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). En concreto, un 11,3% menos que el año pasado, según el informe de la asociación Asimelec (Asociación Multisectorial de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Electrónica).

Las TIC en su conjunto sufrieron un descenso global del 7% en su facturación en 2009, lo que supone una pérdida de 5.000 millones de euros de volumen de negocio. El informe Macrosector TIC en España 2010 de Asimelec desvela descensos por primera vez en todas las áreas, con el equipamiento de telecomunicaciones en cabeza, ya que ha registrado una caída del 17,6% en facturación. “Y ello pese a la compensación que ha representado el despliegue de la TDT”, según ha explicado el presidente de la asociación, Martín Pérez.

El apagón analógico impulsó el año pasado, no obstante, las ventas de televisores, con un 52,35% más de unidades vendidas, lo que ha repercutido en un aumento de la facturación en estos equipos del 24%. En el primer trimestre de este año se ha incrementado el ritmo de ventas de equipos TDT y se han comercializado más de un millón de nuevos receptores al mes. La cifra acumulada de las ventas controladas de estos televisores asciende a 28,41 millones.

Cabe señalar que el 89% de los españoles ve la televisión por ondas terrestres, mientras que el 11% restante cuenta con el servicio de recepción mediante otras tecnologías, como satélite, cable o basada en protocolo de Internet para televisión (IPTV).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada