Buscar este blog

jueves, 31 de mayo de 2012

Lo que nos ha enseñado Facebook que no debemos hacer en una 'startup'

Acabamos de asistir al lanzamiento hace tan sólo dos semanas de Facebook a la bolsa de Nueva York. Tan sólo 15 días más tarde, la gente que pagó por sus acciones 38 dólares (aunque dicen que en realidad fueron 50 dólares)hoy sólo posee 29 dólares por acción.



¿Cómo es posible que una empresa como Facebook, pionera en tantas cosas haya fracasado tan estrepitosamente al salir a bolsa? La clave es bien sencilla: no tenían que haber salido a bolsa nunca.


El problema de Facebook es un problema habitual en la gran mayoría de las Startups tecnológicas que tenemos en la red. Todo empieza cuando se debe monetizar un negocio que al fin y al cabo, vive de la publicidad. ¿Pero cómo Facebook no puede tener liquidez?


Es bien sencillo en realidad. Facebook cada día que pasa tiene más gastos. Ya sea en I+D+I para seguir avanzando y eliminar competencias, ya sea por la cantidad de nóminas a las que debe hacer frente, edificios, servidores, comprar competencias (Instagram), etc. El problema de Facebook es su propio modelo de negocio: la publicidad.


Pero ¿no parece un paso atrás después de todo lo que ha significado en innovación y ruptura de moldes?


En realidad sí lo es, porque innovar no sólo es tener una red social más molona que otra, innovar es también saber cómo ingresar dinero de una manera distinta, innovar es cómo hacer precisamente que tus cosas, valgan de verdad más que las del de al lado. Hay que ser realmente bueno para hacer eso, pero es ahí donde está la genialidad creo.


Es como si hasta ahora, todos hicieran coches con cuatro ruedas, y de un día para otro llegara alguien y creara un coche que vuela y se conduce sólo, eso si, sólo lo pueden encontrar en El Corte Inglés, en horario de 10 a 21 horas de Lunes a Sábados. ¿No es ridículo en el fondo?


Ayer se lo preguntaba obsesivamente a un buen amigo que sabe mucho de estas cosas, en realidad es un CFO ideal para cualquier negocio. Me decía que el problema de Zuckerberg era que no podía vender Facebook antes de salir a bolsa porque él era Facebook y sin él valdría la mitad con lo que ningún comprador se arriesgaría a no incluir una cláusula de: -no podrás dejar la empresa en 20 años.-


Entonces que después de ser el primero en algo, crear esta macro red que tiene la mayor base de datos del mundo, y estar forrado, todo es realmente el mismo bluff que depende al final de los mismo señores que manejan el Banco gigante que invierte en ti, o la morsa que se dedica a insinuar que puedes tener una enfermedad, para así con esas cosas llamadas operaciones de corto, se puede especular y ganar millones en apenas horas. Entonces, después de todo lo que has trabajado, innovado y conquistado, se forran otros por ti por el mero hecho de necesitar liquidez para pagar nóminas.


Sinceramente, vaya cosa esto de la bolsa. ¿No sería mejor monetizar de manera correcta las cosas y no tener que depender de los tiburones que nos han metido en esta crisis?


Facebook no ha podido, así que mientras los talentos sigan en sus garajes creando Startups, por favor pensad sobretodo en cómo hacer que se pueda pagar sus ingresos.


La solución para eso es rodearte de los mejores. No temas compartir, mejor no querer tener tanto éxito cómo si querer hacer las cosas bien desde el principio.

Alfonso U. Hornedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada