Buscar este blog

martes, 13 de mayo de 2014

El coste de la expatriación en España es poco competitivo respecto de la media en los países de nuestro entorno

El secretario general del Foro Español de Expatriación (FEEX), Miguel Ángel Vidal, explicó  en una jornada sobre desplazamiento de trabajadores a mercados internacionales organizada por la Cámara de Comercio de Madrid, que la pérdida de calidad de vida del expatriado se puede compensar mediante complementos, que en general se pueden expresar en porcentajes sobre el salario. En base a estos porcentajes, Vidal informó que el coste de un expatriado para una empresa española ronda el 2,5% de su salario bruto real, lo que supera bastante la media de los países desarrollados de nuestro entorno, que se sitúa en el 1,8%.

Vidal insistió en la necesidad de que las empresas controlen el gasto que supone la expatriación de trabajadores, a la vez que también hizo hincapié en la necesidad de que las empresas se ocupen de gestionar la repatriación del trabajador prácticamente desde el mismo momento en que se plantean su expatriación. Algo en lo que interviene decisivamente el mantenimiento de los canales de comunicación de la empresa con el trabajador.

La expatriación de trabajadores es realmente un desafío para las empresas, desde el mismo momento en que --como señaló Sergio Ponce, abogado del área laboral de Uría Menéndez-- ésta "no tiene regulación expresa en España". Ponce señaló que la única referencia al desplazamiento de trabajadores la contiene el Estatuto de los Trabajadores en su artículo 40. Éste se refiere al traslado entre distintos centros de una misma empresa, pero no está pensado para aplicarse en el ámbito internacional, para lo que Ponce señaló que, "más importante incluso que el contrato, es alcanzar un acuerdo de voluntades", puesto que la persona que la organización envía a otro país tiene que ser "de confianza".

Sigue nuestra agenda de actividades relacionadas con la internacionalización y el comercio exterior en: http://www.exportmadrid.com/




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada